«

»

LA COMPETENCIA ESPACIAL EN EL ÁREA DE GEOGRAFÍA E HISTORIA: GEOPORTALES, LITERATURA GEOGRÁFICA.

Autores

Eloy Antonio León Parra

Luis Miguel Prados Rosales

Resumen

El carácter multidisciplinar y poliédrico de la realidad geográfica que nos rodea, la multiplicidad de estímulos y la diversidad de enfoques que podemos aplicar a su conocimiento, nos obliga como docentes a organizar y dirigir de forma constructiva el proceso de aprendizaje por parte de nuestro alumnado. La asignatura de Ciencias Sociales, Geografía e Historia de 3º de ESO, nos permite abordar el conocimiento del espacio geográfico más cercano mediante el recurso de diferentes procesos: trabajo por proyectos, geoportales (destacando Street view), literatura geográfica e histórico-artística (Paseos por Córdoba) y el hiperpaisaje panorámico. En el proceso, nuestro alumnado aprenderá a estructurar y planificar el proceso, seleccionar e identificar los elementos de análisis (edificios o conjuntos urbanos de Córdoba capital), describirlos y caracterizarlos (literatura geográfica y análisis visual) y sintetizarlos (hiperpaisaje panorámico).

 

0.- INTRODUCCIÓN

La dificultad y la complejidad que entraña el espacio urbano, tan directo y cambiante, nos obliga como docentes, a la hora de enseñar a percibirlo y analizarlo, a plantear dinámicas de trabajo versátiles, instantáneas y colaborativas. En este sentido, el presente proyecto pretende acercar esta realidad al alumnado de 3º de ESO, en la asignatura de Ciencias Sociales, Geografía e Historia, mediante el trabajo de dos grandes procedimientos de la geografía: la cartografía, mediante los geoportales y la fotografía, mediante el análisis de la imagen. De este modo, la estructura queda dividida en dos grandes bloques que a continuación se detallan:

0.1.- SPATIAL TURN

En segundo lugar, es necesario reclamar un mayor protagonismo del espacio en el análisis del patrimonio industrial. Como se ha evidenciado, la invisibilidad inherente a la naturaleza de este tipo de manifestaciones patrimoniales, forma parte de una deformación de enfoque generalizado en diversos ámbitos de las ciencias sociales. Nuevamente, la profunda vinculación de estos elementos con el espacio en el que han evolucionado, ha permitido configurar lugares, enclaves y territorios. Sin embargo, este apego territorial implica una ligazón con la propia disciplina geográfica. En este sentido, como afirmara Karl Schlogel, “el patrón fundamental de la historiografía es la crónica, la secuencia temporal de acontecimientos. Ese predominio de  lo temporal en la narración histórica como en el pensamiento filosófico ha adquirido poco menos que un derecho consuetudinario que se acepta tácitamente sin preguntar más”[1]. Por tanto, reivindicando el criterio espacial[2] y complementando al parámetro temporal característico de la historia, el enfoque que se deriva resulta, no solo más apropiado, sino más enriquecido en información, al tiempo que configura un marco de análisis de determinados fenómenos, entre ellos la arquitectura industrial, que, únicamente desde el enfoque histórico-temporal adolecía de intensidad conceptual y de un lugar en el propio conocimiento del territorio. En este sentido, dentro de este ámbito, el mapa juega un papel fundamental (mapas mentales, espacios literarios virtuales, entre otros); y es que “Junto a la temprana existencia de mapas, la presencia por doquier de representaciones del espacio hace patente su carácter de “necesidad antropológica fundamental”[3]. Los mapas hablan del espacio, de un espacio humano que empieza a serlo con el mero hecho de dibujarlo. Espacio de apropiación, espacio de conquista, espacio de defensa. Los mapas murmuran, en idioma propio, cuando las líneas de las fronteras son líneas rectas, igual que cuando son sinuosas, o combadas en cierta dirección. El espacio cuenta la historia, y esto si bien sucede en todo plano, es en Europa donde cada mapa es una cantata de la lucha entre sus pueblos.Por este motivo, la sujeción de las actividades de la industria al territorio, implica recurrir de forma insistente al mapa. La profundas y constantes conexiones, la magnitud y la extensión de las propias actividades, el dinamismo de su naturaleza y su efecto en diversos lugares de forma sincrónica y anacrónica, hacen que el enfoque histórico y espacial definido por Schlögel, constituya el vehículo que otorga a este tipo de patrimonio su lugar apropiado, haciendo visible su invisibilidad, haciendo inteligible su intensidad en la configuración de las identidades individuales y colectivas o su implicación en la configuración de tramas socioeconómicas, urbanas o administrativas; construyendo dinámicamente, en definitiva, y como hablaremos más adelante, paisaje[4].

0.2. LA COMPETENCIA ESPACIAL EN GEOGRAFÍA E HISTORIA

I.-  GEOPORTALES, HISTORIA Y ANÁLISIS DEL ESPACIO URBANO: Utilización de Street view como herramienta para analizar y contrastar espacios urbanos en Córdoba capital.

I.I.- Los proyectos en secundaria: concepción y mecanismos de desarrollo

La presentación al alumnado de los proyectos de trabajo es un punto clave para el éxito. Es el momento en que explicamos a dónde queremos llevarlos, por qué, qué referencias les van a permitir orientarse en el recorrido y, también, por qué merece la pena hacer el esfuerzo.

a).- La presentación de un modelo

En general, además de explicar el proyecto, se procederá a su presentación a la clase mostrando un modelo de lo que vamos a realizar, de modo que los estudiantes se puedan hacer una idea clara del resultado que pueden obtener.La elección de modelos tiene bastante importancia, teniendo en cuanta tanto la propis estructura del mismo, así como la dinámica de trabajo y los procedimientos,  a veces, de difícil comprensión para el alumnado. Por este motivo, se procederá a preparar un modelo después de haber discernido entre varios, evaluando las dificultades que puedan surgir y la forma de solucionarlas.

b).- La importancia de la simulación previa

Otra recomendación interesante es realizar una especie de “simulación” del trabajo con el grupo de clase completo. Esto nos permite, por un lado, hacer un diagnóstico de la situación de la clase en relación al tema y al tipo de proyecto que vamos a poner en marchar.En esta simulación nos centramos sobre todo en los procesos de preparación del contenido y elaboración del guion del proyecto. Haremos las preguntas que pensamos que deberían hacerse los participantes y les llamamos la atención sobre las decisiones que han de tomar, el tipo de fuentes que conviene que consulten, los problemas que se pueden encontrar, etc.Es el momento adecuado para recoger las sugerencias que puedan aportar los estudiantes, así como observar las dificultades y problemas que puede plantear nuestro proyecto y resolverlas antes de que se pongan a trabajar.

c).- La elaboración de una ficha de trabajo de campo

Como recomendación complementaria que implemente los procesos, procedimientos y conceptos requeridos por el proyecto, se proporcionará al alumnado una ficha de trabajo donde se recojan una serie de datos, que servirán para elaborar el documento final, diseñado de forma didáctica y convocación de informar de forma fácil e intuitiva (figura 1).

alt

 

Idealmente, esta ficha u hoja de ruta deberá servir a alumnos y alumnas para llevar a cabo el proyecto, o una fase concreta del mismo, sin supervisión. Por supuesto, siempre habrá quienes necesiten más ayuda, lo que podemos resolver adaptando las tareas, recomponiendo el grupo o ayudándoles de forma individualizada.

I.II. Street view como herramienta de trabajo en nuestro proyecto

Como herramienta dentro del geoportal Google maps, dentro de la aplicación se pone a disposición de usuario un tutorial, que nos servirá de guía para estructurar acciones del proyecto así como para explicar al alumnado su funcionamiento dentro del proyecto.De este modo, Google Maps con Street View te permite explorar lugares mediante imágenes a pie de calle de 360 grados, ya sea en lugares de nuestra propia ciudad o de cualquier parte del mundo. Así, las pautas a realizar dentro de esta aplicación vendrían condicionadas por:

a) La búsqueda de la ciudad y el espacio urbano concreto, en nuestro caso, uno de los casos seleccionados de la ciudad de Córdoba.

b) La activación de Street view mediante el desplazamiento del “hombrecito naranja” hacia el punto de análisis.

c) La realización de acciones de giro, desplazamiento o salto.

I.III. La obra “Paseos por Córdoba”, de T. Ramírez de Arellano como fuente de referencia para evidenciar cambios y permanencias.

Los Paseos por Córdoba fueron escritos por el gaditano, afincado en Córdoba, Teodomiro Ramírez de Arellano y Gutiérrez (1828-1909), en la década de 1870, publicándose por entregas en la prensa local y apareciendo posteriormente como una serie de libros que quedaron incompletos, sin que estén muy claras las causas de ello.

Barrio por barrio, se explica el sentido del nombre de cada calle, de las casas más notables, de los personajes más famosos que las han habitado a lo largo de la Historia… Cada parroquia es minuciosamente estudiada, y prácticamente se puede decir que si un elemento relevante de la ciudad no es mencionado en los Paseos, es que sencillamente no existía en aquella época.

El libro está inconcluso porque Ramírez de Arellano nunca terminó su explicación del barrio de la Catedral, privándonos de sus conocimientos sobre la Mezquita y, de paso, sobre la zona de San Basilio, que tampoco es mencionada. Sí tenemos la suerte de que dedicara unas páginas a los lugares más notables de los alrededores de la ciudad, incluso algunos puntos de la sierra. Sin embargo, recientemente se ha publicado el libro en formato wiki, gracias a un proyecto de Alfredo Romeo subvencionado por la Junta de Andalucía, abriendo las puertas de cada detalle de sus páginas a cualquier que use el buscador. Es precisamente esta herramienta la que pretendemos utilizar como fuente de contraste para observar los cambios y las permanencias en la selección de los espacios urbanos, analizados mediante Street view.

En este sentido, los casos que se han seleccionado son:

-El monasterio de San Pedro el Real.

-La corredera.

I.IV. El análisis de espacios y edificios urbanos: pautas para su desarrollo.

a) Los problemas que plantea el arte en secundaria: percepción y expresión de arquitecturas y espacios urbanos

No debe olvidarse que las obras de arte son documentos que reflejan el sentir de una época o de un hombre y que han de ser entendidas desde la óptica del artista que las creó y de la sociedad que las encargó. Sin embargo, no son meros documentos históricos, sino en cierta medida, son también actuales, están vivos y continúan enviándonos su mensaje y por su carácter polisémico permiten multitud de lecturas. Al estar presentes en nuestra época actualizan la historia, de algún modo, informándonos de aquellos aspectos que el documento histórico difícilmente comunica: mentalidad, sentimientos, afectos, emociones religiosas, principios morales, éticos o estéticos, transgresiones morales o culturales. En resumen, por el resquicio de la creación artística salen al exterior una serie de rasgos individuales, sociales y culturales que de otra manera no tendríamos manera de conocer en las culturas ya extinguidas.

Sin embargo, en el alumnado de secundaria, se plantean una serie de problemas en relación con la precepción del objeto artístico y arquitectónico, así como de la capacidad de expresar de manera verbal y escrita lo percibido:

– Dificultad de observación de los procesos sensoriales, pues los alumnos y alumnas están habituados a trabajar más con los procesos mentales en el medio escolar.

– Dificultad de seleccionar y de utilizar sus propios conocimientos previos al servicio y en relación con lo que ven. Esta misma dificultad les frena su capacidad de poder enriquecerse con nuevos conocimientos.

– Dificultad de organizar conceptualmente las observaciones que proceden de la percepción sensorial.

– Dificultad de expresión escrita en relación con los puntos anteriores y específicamente derivada de la terminología específica.

– Dificultad de percepción de un lenguaje que tiene unos códigos no siempre evidentes y conocidos.

Por este motivo, ponemos a disposición del alumnado una ficha de trabajo, donde se vayan realizándose una serie de preguntas en relación al espacio u objeto arquitectónico (Figura 2).

alt

 

alt

 

El alumnado tendrá esta ficha como referencia y con la que se realizarán las primeras aproximaciones prácticas a algunos edificios, con la finalidad de iniciarlos en el vocabulario arquitectónico y en la estructura y partes de un edificio o espacio urbano. La ficha de trabajo de campo será la que se adjunta como figura 1.

II. EL HIPERPAISAJE PANORÁMICO COMO HERRAMIENTA DE ANÁLISIS DE ESPACIO URBANO

La diversidad  de unidades paisajísticas que acontecen en el espacio en el que vivimos, nos obliga a diferenciarlas y analizarlas de forma individualizada, en orden a recoger las características propias de cada una de ellas, las cuales, a pesar de mantener aspectos en común con las restantes, definen su  esencia y permiten profundizar con mayor intensidad en su estructura, su evolución, su localización y distribución, así como las redes y nudos creados. Sin embargo, al enfrentarnos por vez primera con un territorio de estas características, lo primero que percibimos es aparente desorden, mezcla y conjugación de elementos que, de forma indistinta, pertenecen a fases históricas distintas o sectores productivos diversos.

Esta es la realidad, conformar una visión de conjunto en la que se introduzcan todos los componentes paisajísticos de este territorio, deriva en una imagen con multiplicidad de elementos, de naturaleza, orientación productiva, estado de conservación y localización y vinculación. Obtener el enfoque adecuado o la herramienta que nos permita visualizar o contener a todos ellos con las relaciones e interacciones pertinentes, aporta integridad a la percepción de este tipo de paisajes.

En tal sentido, el hiperpaisaje panorámico, responde de forma coherente y funcional a esta necesidad. Como la propia raíz nos indica, el prefijo hiper marca el carácter multidimensional, articulado y virtual de determinadas estructuras. Tal concepto, resulta frecuente en campos como la literatura o la informática, con términos como hipertexto o hipervínculo. Todos ellos nos permiten “navegar” de forma que observamos y percibamos otra parte de la estructura que, en primera instancia, no se muestra delante de nosotros, ante la carencia de totalidad perceptiva del elemento analizado. El método que nos permite acceder a esta totalidad desde un punto de vista virtual, deviene en la creación de distintos niveles de profundización. Por ello, la potencialidad de espacios, subpaisajes, relaciones, interacciones y vínculos que acontencen en un paisaje industrial, es susceptible de ser activada mediante esta herramienta que, en última instancia, consiste en la concepción tridimensional de una vista paisajística, penetrar de forma real en el propio paisaje, seleccionando una serie de zonas sensibles a las que pueden vincularse, otros paisajes, entrevistas, documentos audiovisuales, viajar y explorar el propio paisaje, abandonar la simplicidad y ser conscientes de la complejidad y  la riqueza de los mismos.

El enfoque puede ser diversos, los contendidos, múltiples[5]. Siendo conscientes de estos matices, en nuestroproyecto, hemos optado por iniciar al alumnado en el hiperpaisaje panorámico, mediante la realización de las siguientes pautas de trabajo:

  1. Fotografiar una panorámica, para lo cual seleccionaremos el lugar y la posición, tendiendo a rotar alrededor de 360º en la realización de las instantáneas.
  2. Ensamblar las fotos de la panorámica utilizando programas de stitching (PhotoStitch, Autostitch,…), verificando la posición de las fotos y suprimiendo las incorrectas o innecesarias
  3. Seleccionar los espacios o zonas sensibles dentro de la panorámica, de manera que nos permitan hipervincular los aspectos que estamos tratando de analizar en el espacio: usos del suelo, actividades económicas, instituciones y espacios públicos, etc,…
  4. Una vez seleccionadas las zonas sensibles, obtener su ampliación para proceder de una manera más pormenorizada a su análisis y comprensión.
  5. El documento que se generará dispondrá de la panorámica en la zona superior, los puntos sensibles destacados en el interior y ampliados en el exterior y, en la zona inferior del documento, aparecerán las estructuras seleccionadas y su análisis arborescente y conceptual.

La naturaleza de los vínculos quedará determinada por las instantáneas que lleven a cabo los alumnos y alumnas, de manera que será en ese preciso momento cuando se procederá a aconsejar y orientar sobre su análisis.

alt

Figura 3. Ejemplo de hiperpaisaje panorámico. Fte: ERICX, Michel, PARTOUNE, Christine y PIRENNE, Marie (2000-2002)

III. CONCLUSIONES

La complejidad del espacio en el que vivimos, la multiplicidad de agentes que han intervenido en su configuración y el carácter poliédrico del mismo, hace que estas herramientas se conviertan en nos faciliten encuadrar y contextualizar los procesos de construcción y la ordenación de la percepción y las estructuras que intervienen en este espacio.

IV. BIBLIOGRAFÍA

ERICX, Michel,  PARTOUNE, Christine y PIRENNE, Marie, Les hyperpaysagespanoramiques. Une utilisationpédagogiqueoriginale des outilsmultimédias et de l’Internet. Institutd’Eco-Pédagogie y Laboratoire de Méthodologie de la Géographie de l’Université de Liège, 2000-2002 – mise à jourdécembre 2008.

HERNÁNDEZ, F. “La globalización mediante proyectos de trabajo”, Cuadernos de Pedagogía, 85, pp. 12-14.

HERNÁNDEZ, F. y VENTURA, M. La organización del curriculum por proyectos de trabajo. El conocimiento es un caleidoscopio. Ed. Grao, Barcelona, 2002.

MATA OLMO, Rafael. Paisaje e historia. Una mirada retrospectiva por el futuro de los paisajes, Sociedad Española de Historia Agraria, 2007.

SCHLÖGEL, Karl. En el espacio leemos el tiempo. Sobre historia de la civilización y geopolítica, Ed. Siruela, Madrid, 2007.

 


[1] Karl SCHLÖGEL, En el espacio leemos el tiempo. Sobre historia de la civilización y geopolítica, Ed. Siruela, Madrid, 2007.

[2] Este nuevo enfoque espacial es denominado por Schlögel, Spatialturn. Según el mismo autor se trata de […] “Recuperar el contenido espacial y explícitamente ambiental en la narración histórica, sobre bases teóricas sólidas, como se hace en numerosos trabajos recientes de la historia rural española, es mucho más que “dotar a una ‘historia árida’ de una pizca de colorido o sabor local”. […]. Karl SCHLÖGEL, Op. Cit, pp.15

[3] Karl SCHLÖGEL, Op. Cit., pp. 149.

[4] Nuevamente interpretamos el enfoque argumentando un despliegue de la espacialidad de la existencia humana a lo largo del tiempo histórico; es incorporar el ambiente no sólo como marco o soporte, sino como parte del “holon”, de la “coevolución” de las relaciones sociedad-naturaleza en contextos espacio-temporales diversos y complejos; es, en otro orden cosas, un alegato hermenéutico y multidisciplinar a favor de la interpretación de los territorios en su devenir, y de proyectar la mirada retrospectiva de la historia a la prognosis del territorio. Cfr. Rafael MATA OLMO, Paisaje e historia. Una mirada retrospectiva por el futuro de los paisajes, Sociedad Española de Historia Agraria, 2007.

[5]Dentro de la arquitectura de un hiperpaisaje, es posible organizar la estructura del  mismo mediante una serie de tipologías tales como, la arborescente, de suerte que conceptos como jerarquía, relaciones descendentes o ascendentes, configuran una lectura aparentemente lineal. Junto a este tipo, presente mayor complejidad la arquitectura combinatoria, con multiplicidad de relaciones simultáneas que mitigan, con mucho, la linealidad de nuestra lectura. En ambos casos, la observación en 360º, la construcción de un ecosistema en un medio rural, el descubrimiento de la evolución y la dinámica de un paisaje, la selección de los elementos adecuados y potencialmente valorables de nuestro paisaje o el establecimiento de jerarquías, nos ofrecen una gran potencialidad para esta herramienta. En nuestro proyecto, siendo conscientes de ello, se ha adoptado el enfoque arborescente ligado a la metodología y la naturaleza de nuestro análisis. Cfr. ERICX, Michel,  PARTOUNE, Christine y PIRENNE, Marie, Les hyperpaysagespanoramiques. Une utilisationpédagogiqueoriginale des outilsmultimédias et de l’Internet. Institutd’Eco-Pédagogie y Laboratoire de Méthodologie de la Géographie de l’Université de Liège, 2000-2002 – mise à jourdécembre 2008.