«

»

EN BUSCA DE LO SUGERENTE.

Autora 

Mª Consolación Encinas Dueñas

CEIP Antonio Carmona Sosa, Palma del Río

 

Resumen 

El artículo desarrolla el diseño de un proyecto de investigación en el aula de Educación Infantil. Pone el acento en la relación existente entre esta metodología y el trabajo por competencias en el aula. Este planteamiento posibilita en nuestro alumnado una búsqueda constante de información, indagación, planteamiento de hipótesis que los acerca al método científico y al desarrollo de la competencia de aprender a aprender.

 

 

 

 

Actuar, no, interactuar.

 

Nuestros niños y niñas de la clase no son personas que necesitan propuestas de acción–reacción. Nuestras propuestas como maestros no son percibidas por parte de nuestro alumnado de manera unívoca. Eso es lo importante, eso es lo sugerente.

 

No puedo concebir mi escuela, mi clase de Educación Infantil, como una secuencia programada de actividades tipo donde propongo, ilusiono y hago participar. Quiero una escuela planificada con un hilo conductor que dé cabida a una multiplicidad de acciones tan diferentes como niños forman ese microsistema, de manera que se superen las unidades didácticas marcadas por una línea editorial que no conectan directamente con los intereses de mi alumnado.

 

Basándonos en este concepto, las líneas metodológicas que forman parte e inspiran la actuación cotidiana no pueden ser sino:

 

  • la seguridad afectiva garantizada gracias a un ambiente cálido y acogedor,

  • la consideración de que el niño y la niña son seres en los que cuerpo, mente y emociones se manifiestan de manera integrada y conjunta,

  • la estimulación de su afán exploratorio y manipulativo,

  • las múltiples posibilidades de vivir situaciones o experiencias,

  • el respeto y consideración hacia las diferencias individuales,

  • y el permanecer en un continuo proceso de búsqueda e indagación compartida, mediado por las distintas formas de expresión: oral, corporal, artística; como consecuencia del cual niñas y niños, junto a sus maestras, aumenten sus competencias, se desarrollen y aprendan sobre sí mismos y sobre el mundo.

 

Esta práctica metodológica tiene cabida en mi aula gracias a los proyectos de investigación, un aula que se transforma diariamente ante las experiencias que nos posibilita el no poner límites a nuestro aprendizaje, contando con una máxima: no enseñar nunca a un niño aquello que pueda descubrir por sí mismo (Loris Malaguzzi.

 

El proyecto de investigación nos inspira una manera diferente de abordar la realidad en el centro escolar. No reducimos el aprendizaje a la enseñanza lineal de los colores o aislando los números uno a uno. Existe el arco iris en todos los rincones hacia donde dirigimos nuestra mirada y existen los números, todos, siempre que un niño piense en el número de su casa o en el móvil de mamá.

 

Lo importante es buscar lo interesante y no caer en la mediocridad. Lo cercano a nuestros niños no siempre es lo particular. Lo cercano es lo atrayente y lo que tengo necesidad de descubrir, averiguar, captar, aprehender.

 

Nuestra Orden de 5-8-2008, por la que se desarrolla el Currículo correspondiente a la Educación Infantil en Andalucía. (BOJA 26-8-2008) mantiene unos principios con los que, haciéndonos eco de ellos en nuestra práctica diaria, podríamos lograr no simplificar nuestra actuación a un conglomerado de fichas eficientes como un fin.

 

¿Por qué el trabajo por proyectos de investigación?

 

El trabajo en competencias básicas supone para el profesorado un cambio metodológico en su trabajo de aula. Gracias al trabajo por proyectos de investigación, un trabajo sin el apoyo de las fichas establecidas por una editorial de un método concreto o sin el apoyo del libro de texto, podemos diseñar actividades con nuestro alumnado que nos posibilite conocer el grado de adquisición de los saberes trabajados en las distintas áreas en acciones de diferente formato.

 

El tema elegido ha de facilitar el tratamiento interdisciplinar entre las distintas áreas del currículo. Cada profesor o profesora lo abordará atendiendo a las características individuales de su programación dando más peso a aquellos aspectos de las competencias que considere imprescindibles de atender en su grupo–aula.

 

La investigación por proyectos ha de facilitar igualmente la coordinación entre el equipo docente. Las distintas reuniones de los equipos de ciclo propiciarán el trasvase de información y la coordinación de actividades que se están realizando bien a nivel individual, grupal o intergrupal.

 

El diseño del proyecto de investigación estará debidamente planificado pero no puede existir una programación previa ya que el desarrollo del proyecto irá íntimamente unido a los avances del grupo-clase.

 

Con los proyectos de investigación:

 

  • Existe un desarrollo real de las competencias bBásicas.

  • Se propicia una evaluación centrada en el proceso.

  • Se enriquecen las relaciones simétricas y asimétricas en el binomio familia-escuela, y entre el alumnado y profesorado.

  • Se amplia y mejora el uso del lenguaje al ser la herramienta necesaria en todo momento.

  • Se potencian actividades lógicas y matemáticas llenas de significatividad.

  • El alumno o alumna, activo en el proceso de aprendizaje, busca información, la genera, la comparte, etc.

 

Los proyectos de investigación se desarrollan en el aula a partir de un tema que resulte de interés para el alumnado y el profesorado.

 

En todo proyecto de investigación vamos a descubrir tres momentos:

 

Primer momento: documentación

 

Segundo momento: producción

 

Tercer momento: evaluación

 

Primera fase: documentación

 

  • Se envía una carta a las familias solicitando su ayuda y colaboración.

  • Se realiza una visita a la biblioteca y se eligen los libros que están relacionados con el proyecto.

  • Se busca información en Internet.

  • Se pide ayuda a otros cursos y/o adultos conocedores del tema. Visitan la clase, explican sus conocimientos y/o experiencias y resuelven las dudas.

 

  • Durante las asambleas se dedica tiempo a contar lo que ya saben del tema y sus primeras hipótesis sobre las preguntas que han surgido.

  • En las asambleas se escuchan a los compañeros y compañeras que han traído documentación.

 

Segunda fase: producción

 

  • Decidimos las actividades que queremos realizar (entre el profesorado y el alumnado).

  • Explicamos lo que sabemos después de los trabajos realizados.

  • Mostramos nuestras sensaciones y sentimientos sobre el proyecto.

  • Elegimos los trabajos que deseamos exponer.

 

Tercera fase: evaluación

 

  • Evaluamos el proceso desarrollado.

  • Explicamos lo que hemos aprendido y lo que no.

  • Describimos los mejores momentos y los peores dentro de la investigación.

  • Proponemos soluciones para mejorar en el siguiente proceso de investigación.

 

La evaluación de un proyecto de investigación es procesal. Es en un proyecto de investigación donde este término tiene sentido. Avanzamos, retrocedemos, cambiamos de actividad, siempre fijándonos en los niños, en sus emociones, en sus sensaciones, en su motivación.

 

  • Es necesario partir de los interrogantes que se produjeron al principio del proyecto. Se han de elaborar actividades que requieran compilar información y posibiliten elaborar respuestas a esos interrogantes.

  • Se aconseja la presentación a distintas clases y/o al centro escolar de las acciones realizadas.

  • Es importante recopilar datos actitudinales: ¿has disfrutado con la investigación? ¿Con qué taller has aprendido más? ¿Qué es lo que más te ha gustado aprender?

 

Por tanto, la evaluación ha de ir referida a:

 

  • Competencias adquiridas.

  • Contenidos aprendidos.

  • Respuestas alcanzadas.

  • Análisis del comportamiento durante la investigación.

  • Implicación de los compañeros/as.

  • Análisis de los distintos talleres.

  • Cómo se han sentido durante la investigación.

 

Competencias – proyectos de investigación:

 

Trabajar por competencias es poner el acento en aquellos aprendizajes que resultan imprescindibles para vivir. No puede ser tan fácil verlo en Educación Infantil y que sea tan costoso de llevar a cabo en la etapa de Educación Primaria.

 

Para contribuir al desarrollo de las competencias en el aula, al no existir una relación directa entre áreas-competencia, la práctica metodológica del profesorado ha de verse transformada en diferentes medidas organizativas (espacios, tiempos, agrupamientos, etc).

 

Mi propuesta para poder trabajar las competencias básicas es llegar a diseñar en nuestra aula una metodología que permita, a través del tratamiento interdisciplinar de un tema, poner el acento en aquellos aprendizajes que consideramos imprescindibles y orientarlo todo a la aplicación directa de los saberes adquiridos, olvidándonos por un momento del libro de texto, llegar a profundizar en actividades que fomenten el deseo de aprender a aprender en nuestro alumnado. Un alumnado motivado por aprendizajes que verdaderamente les sean significativos. ¿Por qué no incluir los proyectos de investigación en nuestra aula?

 

Desde el proyecto de investigación logramos desarrollar todos los aspectos intrínsecos de cada competencia, entre ellos:

 

Competencia lingüística

 

  1. Expresar y comprender mensajes orales en diferentes situaciones comunicativas.

  2. Iniciarlos en debates en grupo sobre temas y problemas relacionados con situaciones de la vida cotidiana.

  3. Expresar en voz alta opiniones personales.

  4. Utilizar las destrezas necesarias para iniciarse en la escritura y en la lectura.

  5. Disfrutar leyendo o expresándose de forma oral y escrita.

  6. Saber dialogar sobre los diferentes temas y formar progresivamente juicios críticos.

 

Competencia matemática

 

  1. Comenzar a aplicar operaciones matemáticas para resolver problemas cotidianos.

  2. Ser capaz de conocer el proceso que se ha seguido y las soluciones que se han obtenido en la resolución de problemas.

  3. Desarrollar la curiosidad, la confianza en sí mismo, el sentido de lo que es lo importante y el deseo de comprender y de hacer bien las cosas.

  4. Realizar, progresivamente, estimaciones de algunas magnitudes.

  5. Realizar diferentes agrupaciones y establecer relaciones entre objetos y situaciones.

  6. Utilizar el lenguaje matemático para expresar ideas.

 

Competencia tratamiento de la información y competencia digital

 

  1. Ser capaces de buscar, procesar y comunicar información transformándola en conocimiento.

  2. Adquirir progresivamente habilidades que le permitan razonar, organizar, relacionar, analizar y sintetizar de una manera adaptada a su edad.

 

Competencia social y ciudadana

 

  1. Saber escuchar a los compañeros, a las compañeras y a los adultos, buscando siempre el diálogo y la negociación como medios para resolver los conflictos que se le planteen.

  2. Aprender a responsabilizarse ante las consecuencias de las propias decisiones.

 

Competencia cultural y artística

 

1. Utilizar diferentes medios de expresión (música, artes visuales, artes escénicas, el lenguaje verbal, el lenguaje corporal…) para expresar ideas, sentimientos, necesidades, emociones e intereses.

 

Competencia para aprender a aprender

 

  1. Desarrollar progresivamente habilidades para recoger información y transformarla en conocimiento.

  2. Aprender a aplicar los nuevos conocimientos que adquiere en diferentes situaciones.

  3. Sentir el deseo y la curiosidad por aprender.

 

Competencia autonomía e iniciativa personal

 

  1. Ser responsable ante las decisiones personales siendo consecuente con ellas.

  2. Desarrollar progresivamente la capacidad que le permita saber elegir.

  3. Ser capaz de plantearse objetivos, de elaborar ideas y buscar soluciones ante los problemas que se le plantean.

  4. Desarrollar habilidades sociales que le permitan relacionarse, cooperar y trabajar en equipo: respeto por las ideas de los demás, capacidad de diálogo y trabajo cooperativo, ponerse en el lugar del otro, valorar las ideas de los demás…

 

¿Y finalizada la Etapa de Infantil…?

 

No es justo, para el ser humano, el hacerle creer que la escuela es una sucesión de aprendizajes descoordinados e inconexos sin relación alguna entre lo aprendido en el área de matemáticas o la de lenguaje.

 

¿Por qué dándole cabida a los aprendizajes por descubrimiento durante toda la etapa de Educación Infantil nos creemos con derecho a vetar el interés del niño con nuestra propuesta de utilizar únicamente un libro paginado en Educación Primaria?

 

Trabajar por competencias es poner el acento en aquellos aprendizajes que resultan imprescindibles para vivir. No puede ser tan fácil verlo en Educación Infantil y sea tan costoso de llevar a cabo en la etapa de Educación Primaria. No puede haber tanta diferencia entre la etapa de Educación Primaria respecto a la etapa de Educación Infantil.

 

Gracias a la metodología basada en los proyectos de investigación, no sólo el alumnado es activo en su aprendizaje, también el profesorado es activo en la búsqueda constante de una escuela en la que posibilitar al niño a moverse, a pensar, a descubrir, a organizarse, a estructurarse.

 

 

 

Bibliografía

 

Hernández, F. y Ventura, M. (1992): La organización del currículum por proyectos de trabajo. El conocimiento es un caleidoscopio. Editorial Graó. Barcelona.

 

Malaguzzi, L. (2001): La educación infantil en Reggio Emilia. Rosa Sensat-Octaedro. Barcelona

 

ORDEN de 5-8-2008, por la que se desarrolla el Currículo correspondiente a la Educación Infantil en Andalucía. (BOJA 26-8-2008)

 

DECRETO 428/2008, de 29 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la Educación Infantil en Andalucía. (BOJA 19-8-2008)

 

 

 

Enlaces:

 

http://www.reggiochildren.it/