«

»

¡ Do, re, mi, música!

Autoras

María Reyes Buelga Vega

Purificación Millán Montilla

Carmen Pilar Torregrosa Pérez

Resumen

Con el desarrollo de esta práctica queremos que la música entre en nuestras aulas de forma natural, como un elemento más del currículo de Educación Infantil. Partimos siempre de los conocimientos previos de los niños y niñas, dado que éstos serán la base a través de la cual el alumnado interactuará con el medio y creará sus propios aprendizajes significativos teniendo en cuenta la intervención del profesorado, que guiará este proceso, y  la colaboración de las familias.

 


 

JUSTIFICACIÓN

La música forma parte de la vida cotidiana, constituyéndose en un transmisor natural de valores como la empatía, la cooperación y la solidaridad. De ahí que sea necesario introducirla como un elemento curricular más de la Educación Infantil y, por tanto, debe estar integrada en su totalidad desde las edades más tempranas. Es por ello, que no solo las canciones infantiles y los ritmos más sencillos deben formar parte del entorno del aula. La discriminación auditiva, la expresión vocal e instrumental, la danza, las dramatizaciones, la música procedente de canciones populares tanto locales como internacionales, la música clásica en la que se muestre el total de los instrumentos y como pueden sonar éstos individual y colectivamente, así como las producciones propias realizadas por el alumnado, deben contribuir a la formación integral del niño y de la niña, ofreciéndoles una ventana más amplia al mundo que les rodea.

Por tanto, la música en la etapa de Educación Infantil es fundamental ya que a través de los juegos y de las canciones compartidas en familia, el alumnado que comienza esta etapa participa activamente en clase.

OBJETIVOS

  • Establecer relaciones interpersonales, a través de actividades en grupo como por ejemplo las danzas e instrumentaciones musicales.
  • Desarrollo psicomotor.
  • Desarrollar la locución y la expresión oral.
  • Adquirir destrezas y medios de expresión.
  • Desarrollar la discriminación auditiva.
  • Conocer diversos instrumentos musicales.
  • Identificar una orquesta.
  • Acercar el lenguaje musical a la Educación Infantil

CONTENIDOS

  • Canciones del folclore, danzas populares, bailes.
  • Propiedades sonoras del cuerpo.
  • Canto en grupo.
  • Interpretación de canciones sencillas.
  • Disfrute con las audiciones, canto, baile e interpretación musical.
  • Discriminación de diferentes sonidos procedentes de instrumentos musicales.
  • Reconocimiento de algún  signo musical.

DESARROLLO DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA

La música tiene una dimensión universal, pues cada persona que la escucha puede identificarla. Pero lo que tenemos que tener en cuenta es su dimensión más básica: “la música no es más que una serie de sonidos colocados armónicamente unos detrás de otros” según apunta Carles Muñoz.

El desarrollo de nuestra práctica ha consistido en trabajar las distintas cualidades del sonido, la danza como elemento psicomotriz, la colaboración de un músico profesional de la Orquesta de Córdoba y, para finalizar, la creación de nuestra propia orquesta.

Las cualidades del sonido

Como primera actividad, llevamos a cabo la representación de distintos ritmos a través del cuerpo:

  • Palmadas (palma con palma, palmas sobre las rodillas, hombros, cabeza)
  • Combinación de palmas y golpes de pie.
  • Alternar una palmada con otra sobre una superficie.
  • Canciones: “Mi cuerpo es una orquesta”, “Al ritmo de las manos”, “El corro chirimbolo”…

Seguidamente, pasamos a trabajar la altura o tono con el alumnado, entendiendo por ésta la cualidad por la cual los sonidos se clasifican en agudos, medios o graves. Una forma de trabajar estos conceptos a edades tempranas es a través de escalas simples, como puede ser subir una escala utilizando las vocales, así como la audición de diferentes sonidos del ambiente,  y su distinción.

El timbre o color es otra de las cualidades del sonido que también hemos trabajado, entendiendo por éste la cualidad que distingue a unos sonidos de otros. Con el alumnado se ha trabajado este concepto a través de:

  • Presentación de distintos instrumentos e identificación de su sonido.
  • Audición de diferentes instrumentos.
  • Identificación del sonido de un instrumento dentro de una composición.

Intensidad es la cualidad por la cual los sonidos son fuertes o débiles. En la práctica educativa pueden ser trabajados a través del cuerpo (palmas o golpes con pies fuertes o débiles, golpeo de pandero, caja china, pandereta, timbales…)

Duración hace referencia a las distintas duraciones de los sonidos, se pueden trabajar a través de golpes de voz, palmadas, símbolos (musicogramas, pentagramas).

La danza

La danza como elemento psicomotriz también ha sido trabajada a lo largo de la práctica educativa por medio de coreografías de canciones infantiles, bailes de salón (pasodobles, sevillanas, tango, salsa, boleros), simulaciones de movimientos del ballet clásico (Lago de los cisnes, Cascanueces), así como dramatizaciones de cuentos motóricos.

El músico profesional y la creación de la orquesta

Sin embargo, una de las actividades que más llamó la atención de los alumnos fue la colaboración de un músico profesional de la Orquesta de Córdoba durante una sesión escolar. El trabajo de equipo desarrollado consistió en:

1. La exposición y manipulación de diversos instrumentos de cuerda (violín, viola, guitarra y bajo), percusión (bombos, platillos, timbales, maracas y diversos instrumentos de origen africano) y viento (clarinete, flauta dulce así como diversas flautas procedentes de distintos países).

alt


alt


2. El análisis de los diversos instrumentos en cuanto a los materiales con los que están construidos, las formas que tienen, los sonidos que producen y la manera de tañirlos.

3. La explicación de diversos ritmos con palmada, pandero, claves, maracas, etc.  así como reproducción de los mismos.

4. La presentación de las notas musicales y del pentagrama. La música también se escribe: explicación de cada una de las diversas notas, reproducción de las mismas en una ficha.

5. La presentación de las diversas obras musicales escritas en pentagrama, reproducción de alguna obra conocida para el alumnado: música de “Bob Esponja”, “Doraimon”…

6. Creación por parte del alumnado de alguna composición y reproducción de las mismas por parte del músico invitado.

alt

7. Creamos nuestra propia orquesta:

A través de los instrumentos con los que contábamos en clase (maracas, claves, cajas chinas, triángulos, xilófonos, etc) así como instrumentos construidos entre todos con materiales de deshecho (maracas, guitarra, violín) el alumnado, vestido para la ocasión (con pajaritas pintadas por ellos), interpretó una serie de ritmos siguiendo las directrices del músico invitado así como de las profesoras.

Conclusión

A través de esta práctica pretendemos que el alumnado se acerque y descubra el maravilloso y amplio mundo musical, que realicen actividades distintas a las habituales con la gran variedad de recursos que nos ofrece la música. Al mismo tiempo, que manipulen instrumentos, interpreten melodías, creen sus  propios ritmos, compongan sus obras,  diseñen sus instrumentos con materiales desechables, transmitan valores, y sobre todo que se diviertan y aprendan a través de la música.

BIBLIOGRAFÍA

  • La música en Educación Infantil. Margarita Molina Podadera. Revista de música culta. Filomúsica. Revista mensual en Internet, número 88, marzo-mayo 2008.
  • ¿Cómo trabajar la música en Educación Infantil? Natalia López Díaz. Revista Filomúsica. Revista número 88. Junio-septiembre 2008.
  • Sanuy Simón, M y C (1982) “Música maestro” Bases para una educación musical 2-7 años. Madrid. Editorial Cincel.
  • Swanwick K. (1991). Música, pensamiento y educación. Madrid. Editorial Morata.