MATERIALES BILINGÜES PARA CONOCIMIENTO DEL MEDIO DEL CEIP AVERROES

AUTORA

Carmen Ramos Córdoba

Directora del CEIP Averroes (Córdoba)

Resumen

El presente artículo pretende recoger el trabajo desarrollado, en los últimos cinco años, en el CEIP Averroes como centro bilingüe y que continuamos desarrollando. Entre los muchos aspectos que requiere la implantación de un proyecto bilingüe en un centro y que serían objeto de mención, voy a centrar estas líneas en hacer un breve repaso por las razones y necesidad que nos han llevado a elaborar materiales bilingües para el ANL (área no lingüística) de Conocimiento del Medio y cómo enseñamos esta asignatura.

 

Una de las principales dificultades detectadas al comenzar nuestra andadura en este camino de querer ofrecerle a nuestro alumnado una enseñanza bilingüe de calidad fue la escasez de materiales existentes. Desde el principio tuvimos muy claro que contar con unos recursos apropiados era absolutamente necesario para emprender esta difícil tarea y nos empleamos en elaborar instrumentos útiles. Y ese fue nuestro objetivo: enseñar y aprender con materiales bilingües de elaboración propia ante los pocos recursos didácticos que existían para el profesorado de ANL.

 

La primera cuestión de la que quiero partir es qué entendemos por centro bilingüe, porque de esa concepción va a depender toda la metodología llevada en cada centro bilingüe. Nosotros consideramos, tal y como marca el Proyecto de Plurilingüismo, que un centro bilingüe es aquel en el que, no sólo se enseñará lengua extranjera, sino con la lengua extranjera, es decir, la lengua extranjera se convierte en lengua vehicular, de aprendizaje de otras materias.

 

 

¿CÓMO ENSEÑAMOS CONOCIMIENTO DEL MEDIO EN INGLÉS?

Teniendo como base nuestro concepto de que la lengua extranjera es lengua de aprendizaje, en ningún momento se trabajan los contenidos en castellano y a continuación en inglés, sino que seleccionamos los contenidos de cada unidad didáctica que serán trabajados en inglés y, utilizamos la lengua extranjera como lengua instrumental, aunque la transferencia de L1 a L2 se lleva a cabo cuando es necesario. A partir de ahí, basándonos en las características de cada grupo, elaboramos nuestro propio material y recopilamos el ya existente. Este material está diseñado según grados de dificultad; de esta forma, se pretende que el alumnado disponga de un material que se adecúe a sus competencias lingüísticas.

 

El currículum de Conocimiento del Medio se imparte el 50% en lengua extranjera, es decir, dos sesiones a la semana apoyadas, en todo momento, por auxiliares de conversación. Se imparten, generalmente, en aulas TIC con pizarras digitales.

 

Los materiales que elaboramos para cada unidad didáctica constan de un cuadernillo individual elaborado por el profesorado sobre los contenidos seleccionados de cada unidad para enseñar en inglés, murales de apoyo visual a cada unidad didáctica basados en mapas conceptuales, material manipulable, material multimedia: presentaciones, juegos interactivos, videos, audio…, material complementario de ampliación y refuerzo, inventarios lingüísticos y juegos diversos.

 

Este material, fundamentalmente, potencia un cambio metodológico. Está basado en el aprendizaje a través de mapas conceptuales, que presenta la ventaja de jerarquizar la información y establecer relaciones entre los conceptos que se presentan. A su vez, acota y estructura la información, centra la atención, conecta sin equívocos lo que se escucha con lo que se ve,  permite realizar actividades en grupo en las que el alumnado puede participar con éxito y aumenta la capacidad y flexibilidad cognitivas a través del uso de varios códigos lingüísticos.

 

Uno de los objetivos principales a conseguir con este material es potenciar el trabajo autónomo del alumnado y crearle menos ansiedad ante un aprendizaje nuevo, ya que, aunque le falte el conocimiento de estructuras lingüísticas en lengua extranjera, el uso de mapas conceptuales le ayudará a adquirir el conocimiento de forma intuitiva y visual sin necesidad de traducir. Consideramos que es una  herramienta para el aprendizaje, ya que permite al alumnado organizar, interrelacionar y fijar el conocimiento de los contenidos y se muestra como un  instrumento perfecto para estimular el aprendizaje activo de nuestros alumnos y alumnas; y a su vez, sintetiza y recopila el aprendizaje básico de cada unidad didáctica.

 

Los materiales que elaboramos permiten aprender, estructurar ideas y mejorar en el uso de la lengua extranjera.

 

La metodología, en el ANL Conocimiento del Medio, está basada en la comunicación, la interacción, la interdependencia de las lenguas y la priorización del código oral. Los principios metodológicos a seguir parten de la sensibilización lingüística del alumnado, potenciando las destrezas orales y las competencias comunicativas  tanto en L1 como en L2, se lleva a cabo un aprendizaje por tareas de comunicación, creándose en el aula situaciones de comunicación real. Esta metodología requiere la necesidad de un trabajo cooperativo tanto de alumnado como de profesorado lingüístico y de ANL.

Basamos el aprendizaje en un fomento de la escucha, toma de palabra, lectura y escritura, centrándonos más en el proceso que en el producto.

En Conocimiento del Medio se aplica la metodología propia de dicha área, ya que no estamos enseñando otra lengua, sino que otra lengua es vehículo de aprendizaje.

La  atención a la diversidad es un eje primordial en nuestra planificación y acción.  Potenciamos las capacidades lingüísticas a nuestro alumnado de n.e.e, altas capacidades, de otras culturas,… A su vez usamos las T.I.C como herramienta motivadora para acceder al conocimiento.

En definitiva, potenciamos el desarrollo de estrategias comunicativas como base del aprendizaje diario del Conocimiento del Medio bilingüe.

 

La dinámica de trabajo del profesorado bilingüe se centra en la planificación y trabajo en equipo tanto en la elaboración de materiales bilingües como en la elaboración del Currículum Integrado de las Lenguas. Se presta una especial atención a la formación del profesorado de nueva incorporación. Uno de los objetivos prioritarios de la coordinación del profesorado implicado es la unificación de criterios metodológicos y de evaluación y en la unificación de criterios de trabajo: reparto de tareas, creación de modelos impresos, elaboración materiales interactivos…

 

Esta coordinación se consigue en las reuniones quincenales entre profesorado de la sección bilingüe y semanales entre el profesorado del mismo curso.

 

A la hora de evaluar el área varias premisas son fundamentales en nuestra concepción y actuación. Una de ellas es que la lengua extranjera no es el fin, es el medio y por lo tanto ese es el peso que tiene en la evaluación del alumnado. Marcamos el énfasis en el contenido y la comunicación sobre la gramática. Los contenidos y el proceso es donde nos centramos, antes que en los resultados. La competencia lingüística se tiene en cuenta pero como un valor añadido, no se penaliza.

Quiero destacar que el grado de satisfacción del profesorado y familias en cuanto a los objetivos alcanzados actúa como un feed-back para mantener y mejorar nuestro sistema de trabajo en el área bilingüe y nuestro empeño por contribuir al logro de una educación de calidad.

Concluyo este breve repaso por nuestro trabajo con una reflexión de que la implantación del bilingüismo en los centros necesita de la tarea de aunar esfuerzos y llegar a acuerdos comunes, ya que esta nueva metodología no es posible sin trabajo y esfuerzo  en equipo.

Anexo 1

Anexo 2

Anexo 3

Anexo 4